“Crónica del rey cautivo”, de Víctor Blanco

“Crónica del rey cautivo” nos sitúa en Bacreont, capital del reino de Bacrea, una ciudad próspera por la febril actividad de un artesanado pujante en la que, sin embargo, laten tensiones y contradicciones que amenazan el equilibrio tras las murallas.

Sobre estas bases el autor construye el relato de Laura Hels, una joven artesana que lucha por hacerse camino en un mundo dominado por los hombres y por viejas instituciones que parecen servirse a sí mismas. Especial valoración merece la construcción y desarrollo de la protagonista, un personaje complejo, lleno de contrastes y aristas, que se mueve entre la amargura y la dulzura, y que se muestra fuerte y frágil a partes iguales.

Destaca la caracterización de Bacreont como un complejo entorno en el que el culto a la diosa ciudadana y la lealtad a la dinastía real dan cierta apariencia de unidad a un mosaico de grupos y colectivos no siempre bien avenidos. Sin embargo, la buena mano de su autor hace que todo ello cobre vida en la sencillez de las calles y el bullicio de las tabernas.

Sin duda una de las grandes virtudes de la novela es la escritura. Víctor Blanco escribe muy bien, con una gran capacidad para dar forma a ideas y sentimientos de difícil expresión, y he de decir que este libro me ha dejado no pocas frases para el recuerdo. Quizás en ocasiones las descripciones y reflexiones cobran excesivo desarrollo en momentos poco oportunos, eclipsando la acción o el discurso interior de los personajes.

Personalmente me ha llamado la atención la manera de construir Bacreont y las relaciones entre sus instituciones, que determinan buena parte del desarrollo de la novela. En el rico panorama compuesto por reyes, gremios, cofrades y oficiales se nota la visión del historiador que ha sabido dar vida a un entorno de su creación. Sin embargo, en ocasiones, la estructura y desarrollo de la trama me ha resultado un poco confusa por el salto de unos personajes a otros y el cambio de puntos de vista que quizás impiden aprovechar al máximo las posibilidades de la historia.

Por último hay que decir que “Crónica del rey cautivo” cumple su papel como primera entrega de una serie, pues más allá de la historia que pretende contarnos deja las puertas abiertas a tramas y escenarios que sugieren el crecimiento y desarrollo de la historia en nuevos niveles.

Más sobre el autor en: www.victorblanco.net

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s